¿Podemos divorciarnos en los Estados Unidos si nos casamos en el extranjero?

Sí, usted todavía puede presentar un pedido de divorcio en los Estados Unidos si se casó en otro país. Para solicitar el divorcio en su estado, usted tendrá que cumplir primero con los requisitos de residencia del estado.

Soy un extranjero que vive en los Estados Unidos, ¿Puedo obtener un divorcio aquí?

Sí, puede solicitar el divorcio en los Estados Unidos. Usted deberá iniciar el proceso en un tribunal local del estado en el que reside. Es importante destacar que solicitar el divorcio podría afectar su residencia en los Estados Unidos. Si usted es un extranjero viviendo en los Estados Unidos y está considerando el divorcio, contacte nuestros bufetes para discutir todas sus opciones posteriores al divorcio.

¿Se reconocerá mi divorcio extranjero en los Estados Unidos?

Su decreto de divorcio extranjero puede ser reconocido por los tribunales estadounidenses si se cumplen las dos condiciones siguientes:

  • Ambos cónyuges tenían conocimiento del proceso de divorcio y si uno de los cónyuges vivía en los Estados Unidos en el momento en que el divorcio fue iniciado, deben haber recibido una entrega oportuna de los documentos de divorcio.
  • Ambos cónyuges tuvieron la oportunidad de ser escuchados durante el proceso de divorcio extranjero, ya sea en persona o por medio de un abogado.

Además, como el divorcio es un asunto legal manejado por los Estados y no por el gobierno federal, cada estado puede tener requisitos adicionales que deben cumplirse antes de reconocer el decreto de divorcio extranjero.

¿Qué pasa si mi cónyuge huye con nuestro hijo a otro país?

La Ley Internacional de Delitos de Secuestro Parental hace que sea un delito federal el hecho de que un padre intencionalmente viole los derechos de custodia del otro padre al remover o mantener arbitrariamente a un niño fuera de los Estados Unidos. También puede presentar una petición de custodia ante su tribunal local y solicitar al tribunal que invoque el Convenio de Secuestro de La Haya.

¿Puedo obtener un divorcio si mi cónyuge vive en otro país?

Sí. Usted tendrá que presentar una demanda de divorcio en el estado donde vive (y cumplir con los requisitos de residencia del estado) y tendrá que dar a su cónyuge suficiente aviso legal de los procedimientos de divorcio (esto se llama Servicio de Proceso). Algunos países tienen requisitos específicos para proporcionar el aviso legal con el fin de que el decreto de divorcio sea ejecutable en dicho país. El Servicio de Proceso es cuando un adulto le notifica a su cónyuge sobre el aviso de la acción de divorcio y es una forma aceptada del Servicio de Proceso en los Estados Unidos, pero no en México. Para los países que no reconocen o aceptan el Servicio Personal de Proceso, se deberá usar un medio de servicio internacional, como Comisiones Rogatorias, para notificar adecuadamente a su cónyuge.

Si me divorcio en los Estados Unidos, ¿Puedo hacer cumplir el decreto en el extranjero?

La regla de oro para esto es, si el país tiene un sistema de justicia secular, reconocerá su decreto de divorcio. Si el país tiene un sistema de justicia no secular (o religioso), entonces es probable que su decreto de divorcio no sea reconocido. Para asegurarse de que su decreto de divorcio sea ejecutable en un país en particular, debe comunicarse con un abogado en ese país. Puede ponerse en contacto con la Embajada de los Estados Unidos para obtener una lista de abogados.

Cada año, hay más de 400.000 ciudadanos de Estados Unidos que se casan con extranjeros y hacen la petición para que ellos obtengan la residencia permanente en los Estados Unidos. Bajo las leyes federales de inmigración, los cónyuges nacidos en el extranjero de un ciudadano de los Estados Unidos son considerados miembros de la familia inmediata y están exentos de las limitaciones legales. Esencialmente, casarse con un ciudadano estadounidense pondrá a una persona nacida en el extranjero en la vía rápida para obtener su tarjeta verde.

Si el matrimonio fracasa y los procedimientos de divorcio comienzan, hay numerosas preguntas sobre cómo el divorcio y el estatus migratorio se ven afectados. A continuación, se presentan varias preguntas frecuentes sobre inmigración y divorcio.

¿Cómo afectará un divorcio la expedición de mi tarjeta verde condicional?

Los inmigrantes que reciben el estatus de residencia permanente a través de su matrimonio con un ciudadano de los EE.UU. o como hijo de un inmigrante que está casado con un ciudadano de los EE.UU., se les otorga el estatus de residencia basada en condiciones si el matrimonio tiene menos de dos años. La residencia permanente basada en condiciones significa que la residencia permanente del inmigrante (o del hijo del inmigrante) puede ser revocada si se descubre que la pareja entró en el matrimonio únicamente con el propósito de obtener un beneficio de inmigración.

Los inmigrantes con residencia permanente condicional tienen los mismos derechos que cualquier otro residente permanente. La única diferencia con su estatus es que la residencia permanente condicional está sujeta ser revocada. El proceso para obtener la residencia permanente sin ninguna condición aplicada requiere que el cónyuge ciudadano de los Estados Unidos y el inmigrante presenten una solicitud conjunta para que la condición sea eliminada dentro de los 90 días del aniversario de dos años de la residencia permanente que se concede.

¿Qué es la residencia permanente condicional?

Cuando una persona emigra a los Estados Unidos y solicita la residencia permanente bansándose en que se casó con un ciudadano de los Estados Unidos, y el matrimonio no ha llegado a su segundo aniversario, entonces se le otorgará al inmigrante el estatus de residencia permanente condicional. Este estatus significa que mientras el inmigrante continúe casado, tendrá una residencia permanente en los Estados Unidos por un máximo de dos años.

Para obtener la residencia permanente completa, el inmigrante tendrá que hacer la petición a los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos dentro de los dos años de haber ingresado a los Estados Unidos como inmigrante. Si en el momento de esta petición, todavía están casados, se le otorgará la residencia permanente completa.

Sin embargo, si al momento de la petición (o al expirar el estatus de residencia permanente condicional) el inmigrante está en proceso de divorcio (o se ha divorciado) de su cónyuge ciudadano, entonces el inmigrante pierde su estatus de residencia y llega a ser elegible para deportación.

Patrociné la solicitud de inmigración de mi cónyuge, pero nos estamos divorciando – ¿Qué sigue?

Cuando usted patrocina la solicitud de residencia de un inmigrante, firma un acuerdo de caracter vinculante para apoyar económicamente al inmigrante y a sus dependientes hasta que se haya alcanzado la ciudadanía de los Estados Unidos. Si el individuo que patrocinó fue su cónyuge y ahora está comenzando el proceso de disolución de su matrimonio, entonces usted debe asegurarse de retirar su patrocinio porque un divorcio no necesariamente le va a quitar su responsabilidad financiera con su cónyugue inmigrante durante el tiempo que antecede a ganar su ciudadanía o dejar los EE.UU.

¿Cómo se tratan las solicitudes de inmigración después de un divorcio?

Cuando una solicitud de inmigración basada en el matrimonio (que tenga menos de dos años), está pendiente ante los servicios de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos y los divorcios de inmigrantes de su cónyuge ciudadano de los Estados Unidos, entonces el cónyuge inmigrante perderá su estatus de residente condicional tras la disolución del matrimonio. También es probable que el cónyuge inmigrante sea elegible para ser deportado después de la finalización del divorcio.

La excepción sería si el matrimonio llega a los dos años necesarios para calificar, pero el inmigrante todavía está dentro de su período de residencia condicional de dos años, cuando el divorcio se finalice, entonces el inmigrante sería elegible para solicitar una exención del requisito de presentación conjunta porque entró en el matrimonio con buena fe.

¿Qué es el estatus de residencia condicional y cómo puede convertirse en un estatus de residencia permanente?

El estatus de residencia permanente de un inmigrante es etiquetado como condicional si se basa en un matrimonio que tiene menos de dos años. De acuerdo con los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos, usted puede eliminar su estatus condicional de su residencia permanente si:

  • Todavía están casados ​​con el mismo ciudadano estadounidense o un residente permanente después de 2 años. Usted puede incluir a sus hijos en su solicitud si éstos recibieron su estatus de residencia condicional, ya sea al mismo tiempo o dentro de 90 días como usted lo hizo;
  • Es un niño y por alguna razón válida, no puede ser incluido en la solicitud de sus padres;
  • Es una viuda o viudo que entró en su matrimonio de buena fe;
  • Entró en un matrimonio de buena fe, pero el matrimonio terminó en divorcio o en anulación; o
  • Entró en un matrimonio de buena fe, pero usted o su hijo fueron maltratados o sometidos a extrema dificultad por su cónyugye ciudadano estadounidense o su cónyuge residente permanente.

¿Qué puedo hacer para mantener mi estatus migratorio si me estoy divorciando?

Si el cónyuge inmigrante ha mantenido una condición de residencia condicional durante al menos dos años, entonces no necesitarán la ayuda de su cónyuge para presentar la petición I-751 para eliminar el estatus condicional de su residencia. Si su matrimonio tiene más de dos años de edad, su estado migratorio no cambiará después del divorcio. Sin embargo, si su matrimonio termina antes de que llegue a su segundo aniversario, puede optar por solicitar una exención de la regla de dos años. La renuncia puede basarse en uno de los siguientes motivos para la terminación del matrimonio: disolución de un matrimonio de buena fe, dificultad extrema si es deportado, o abuso conyugal / infantil.

Creo que puedo ser una víctima del fraude matrimonial – ¿Qué puedo hacer?

Si el cónyuge inmigrante ha mantenido un estatus de residencia condicional durante al menos dos años, entonces no necesitarán la ayuda de su cónyuge para presentar la petición I-751 para eliminar el estatus condicional de su residencia. Si su matrimonio tiene más de dos años, su estado migratorio no cambiará después del divorcio. Sin embargo, si su matrimonio termina antes de que llegue a su segundo aniversario, puede optar por solicitar una exención de la regla de los dos años. La exención puede basarse en uno de los siguientes motivos para la terminación del matrimonio: disolución de un matrimonio de buena fe, dificultad extrema si es deportado, o abuso conyugal/infantil.

Creo que puedo ser una víctima de fraude matrimonial – ¿Qué puedo hacer?

El fraude matrimonial es cuando un inmigrante y un ciudadano estadounidense se casan con el único propósito de obtener un estatus de residencia para el inmigrante. Algunos casos implican el conocimiento del fraude por ambas partes, mientras que otros casos implican el aprovechamiento de un ciudadano estadounidense. Si cree que su cónyuge sólo se casó con usted para obtener una tarjeta verde, entonces puede presentar una alegación de fraude de matrimonio a los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos y solicitar una anulación basada en fraude. El cónyuge inmigrante tendrá que impugnar las acusaciones y demostrar que el matrimonio no fue ingresado por razones fraudulentas. Las falsas alegaciones de fraude matrimonial pueden llevar a cargos criminales para un cónyuge estadounidense.